Riquelme volvió a Boca

El futbolista arregló que hará una pretemporada especial y que recién cobrará a partir de marzo. Se termina la novela, Riquelme regresa a Boca.

 

Hay quienes sostienen que en la mesa de un asado puede solucionarse casi cualquier conflicto a nivel mundial. Que entre achura y achura los problemas se hacen pequeños. Que compartiendo un buen corte de carne la vida parece más sencilla.

 

Juan Román Riquelme esperó a Daniel Angelici con el fuego prendido y la parrilla caliente.

 

La vuelta del 10 se selló con una comida en Don Torcuato.

 

Después de siete meses de ausencia, el enganche cerró su gran retorno de la manera que más le gusta.

 

La historia no tuvo sorpresas. Luego del llamado de Román a Carlos Bianchi en la noche del domingo, todo fue sencillo. El Virrey activó la jugada el lunes, cuando le comentó la situación al secretario general, César Martucci.

 

Y le avisó que al 10 lo quería.

 

Martucci, artífice de las negociaciones en la ausencia de Angelici, se juntó el martes con Daniel Bolotnicoff, el representante del 10. Con todo listo, solamente quedaba el pedido del “cara a cara” que el presidente deseaba tener con el jugador.

 

Angelici aterrizó en Argentina a las 8, procedente de Frankfurt, lugar en el que había pasado la noche luego de su viaje a Qatar. Ni bien llegó, el presidente encaró hacia el complejo Pedro Pompilio y habló con Bianchi.

 

El técnico volvió a pedirle por Riquelme. Rápidamente, la dirigencia se puso en contacto con el jugador y se pactó el encuentro.

 

Luego del asado típico que cada viernes come el plantel de Boca, Angelici y Martucci partieron hacia Don Torcuato. Allí se encontraron con otra parrillada. En la mesa del quincho de la casa estaban esperando Riquelme y Bolotnicoff. El quinto integrante fue un asador especialmente puesto por Román, que se retiró ni bien arrancaron las charlas.

 

“Quédese tranquilo, presidente. Yo solamente voy a cobrar cuando juegue. No va a haber ningún problema”, fue la frase con la que el 10 blanqueó sus intenciones. Las dudas de la dirigencia sobre la condición física del enganche se fueron cuando también les aseguró que hará una pretemporada especial hasta marzo.

 

Luego del suculento menú (que incluyó chorizo, chinchulín, molleja, asado y vacío) todo quedó listo. Las dos horas de conversación dejaron todo servido para la reunión de Comisión Directiva en la que se aprobó todo. Román vuelve con el mismo contrato que tenía.

 

Sin condicionamientos ni cláusulas de productividad, de acuerdo a lo que Clarín había adelantado a lo largo de la semana. Y cobrará recién a partir de marzo, luego de una pretemporada diagramada a su medida. Por eso, Angelici se dirigió hacia la Bombonera con la panza llena y la certeza del retorno.

 

La reunión de Comisión Directiva pactada para las 17 comenzó una hora después.

 

Los dos enviados a la casa del 10 fueron recibidos con aplausos.

 

Angelici tomó la palabra y presentó el tema, que rápidamente fue aprobado por unanimidad. Varios directivos opinaron, pero ninguno objetó nada.

 

La palabra del presidente fue determinante para marcar el rumbo.

 

Entonces, los abogados del club empezaron a trabajar en levantar la suspensión del contrato. Eso ocurrirá hoy.

 

Luego, llegaron las declaraciones de Angelici. “Me encontré con un hincha de Boca que, después de ver el clásico contra River, sintió ganas de estar nuevamente”, dijo el presidente. Y afirmó: “El lunes a las 7.30 estará formando parte del plantel profesional”. Cerró marcando la cancha: “Estoy contento. Sé que muchos hinchas querían que vuelva, como hay otros con fastidio. Pero tenemos que hacer las cosas por el bien del club. Con Román hay un respeto mutuo, nos decimos las cosas que nos gustan y las que no. Creo en su palabra, si él se llega a dar cuenta de que no está bien, será el primero en decirlo”.

 

César Martucci, por su parte, le afirmó a Clarín: “Cuando volvió después de estar parado en el Villarreal, ganamos la Copa Libertadores. Ojalá se repita”. Marcelo London, ausente debido a que no pudo cambiar su pasaje de avión, dijo desde Estados Unidos: “Se dejaron las cuestiones personales de lado por el bien de Boca”.

 

Riquelme volvió. Lo hizo fiel a su estilo. Por sorpresa, como sus pases, gestó su retorno pasional cuando todos lo daban por “ muerto”.

 

Román, el que toma mate y come asados, se puso la camiseta de Boca en una sobremesa en Don Torcuato, justo en el día del cumpleaños de Mauricio Macri.

 

¿Hacen falta más explicaciones? Volvió el 10.

 

El que los mira de costado y juega como un Dios.

 

La pelota está contenta. Feliz, diría él. (Clarín)

Deportes
10:03 09/02/2013
Agregar un clasificado
Obtener Flash Player para ver la galería de imágenes.
Obtener Flash Player para ver la galería de imágenes.
¿Cuál es la ciudad que más creció en Misiones en los últimos 10 años?
Posadas
83.3%
Oberá
16.7%
Eldorado
0%
San Vicente
0%
Puerto Iguazú
0%
Leandro N. Alem
0%
Montecarlo
0%
Apóstoles
0%
Puerto Rico
0%
Jardín América
0%